Estudio Sociológico “Un lugar donde…”

 

 Estudio sociológico sobre los cuartos juveniles de Calahorra
Estudio financiado por la Unión Europea y dirigido por Maite Celorrio

Cuartos, chamizos, piperos, bajeras, lonjas… Son múltiples los nombres con los que se conoce a estos espacios de ocio alternativo impulsados por personas jóvenes a lo largo de una buena parte de la geografía española. Y es que a pesar de ser mucho el interés que despiertan, es muy poco lo que se ha estudiado sobre ellos. De este modo, el Consejo de la Juventud Comarcal de Calahorra decidió presentar este proyecto ante nuestros financiadores como un estudio sociológico que pretendía llegar a analizar el fenómeno social de los “cuartos” juveniles presentes en la ciudad de Calahorra (La Rioja). Por lo tanto, son los jóvenes calagurritanos que participan activamente en los cuartos nuestra población objeto de estudio.

El propósito de la presente investigación es llegar a comprender la realidad social que representan estos espacios auto-gestionados, para poder así afirmar o desmentir algunos de los supuestos instaurados en el imaginario colectivo: es cierto que los “cuartos” muestran su cara más visible como lugares de ocio, pero puede que tras esa primera impresión se escondan aspectos latentes, tales como la participación ciudadana activa, las iniciativas de ocio alternativas o simplemente la búsqueda de un espacio propio fuera del control de los adultos (siendo estas nuestras hipótesis de partida).

Para poder abarcar el tema fueron planteados una serie de interrogantes iniciales acerca de los “cuartos”: ¿Qué son? ¿Desde cuándo existen? ¿Por quiénes están formados? ¿Qué fines se les da? ¿Por qué surgieron? Para después cuestionarnos sobre las demandas o necesidades que pueden albergar: ¿Qué aspectos están latentes tras el surgimiento de los “cuartos”? ¿Qué necesidades cubren estos espacios? ¿Nos formula demandas no explícitas de los jóvenes su mera existencia?

El proyecto constó de las principales fases que requiere una investigación sociológica: una primera formulación del problema de investigación, un marco teórico que nos permitía establecer tanto los conceptos como las hipótesis sobre las que trabajaríamos, un diseño metodológico para la posterior recogida de información y finalmente un análisis de resultados, haciendo uso tanto de herramientas estadísticas como de metodología cualitativa como el análisis de entrevistas y grupos de discusión. El proyecto fue aprobado en el mes de mayo por el programa de la Unión Europea “Juventud en acción”, dotando al CJCC de un total de 5.500 euros para llevarlo a cabo.

La metodología aplicada ha sido tanto cuantitativa (encuestas) como cualitativa (entrevistas en profundidad, grupos de discusión y observación participante) contando con la colaboración de más de 250 personas.

La duración estimada de nuestro proyecto fueron 10 meses, los cuales abarcan todo el proceso de investigación, la evaluación final de los resultados y su difusión. El resultado de dicho trabajo y esfuerzo está ahora mismo condensado en sus manos. Disfrútelo